Acciones publicitarias: coste por

publicidad-impacto

La contratación de acciones publicitarias en internet de diversa índole como la publicación de anuncios en Google o en una red de afiliación, contempla habitualmente las siguientes formas de remuneración:

CPM: coste por mil impresiones. Este tipo de remuneración, para la que normalmente
se establece una cantidad de inversión fija, está determinada por el número de veces que se muestran los elementos publicitarios. Para una contratación de 5€ CPM, habría que pagar al soporte 5€ por cada mil veces que apareciera nuestro anuncio. Y si hubiéramos contratado 5.000 impresiones, el coste de la campaña sería de 25€.

Teniendo en cuenta que el hecho de que un anuncio aparezca miles de veces ya implica una difusión de la marca, suele calcularse el CPM de la campaña de anuncios aunque el método de remuneración haya sido otro. Se trata, en este caso, de un dato estadístico que nos da una idea de la relación entre la inversión y el número de apariciones (en miles) que ha tenido nuestro mensaje publicitario. En caso de contratar anuncios remunerados por cada clic que reciban (como es el caso de Adwords de Google), es importante tener en cuenta este “beneficio colateral” que aporta el total de impresiones para evaluar los resultados de la campaña en su conjunto.

CPC:  coste por clic. Consiste en remunerar al soporte solamente cada vez que un usuario hace clic en el anuncio, independientemente de las veces que se haya aparecido el anuncio. Por ejemplo, si contratamos una campaña a 0,10€ CPC y el anuncio tiene 5.000 impresiones y 15 clics, el coste generado será de 1,5€.

CPL: coste por lead, una de las remuneraciones estrella en Internet. Consiste en pagar sólo por los contactos comerciales o de información que ha realizado a priori un usuario interesado en el producto/servicio. El lead concreto se define en cada campaña (formulario de contacto, realizar una reserva, o una preinscripción, etc).

Continuando con el ejemplo anterior, si contratamos una campaña a 12€ CPL, y si obtuviéramos 5.000 impresiones, 15 clics y 4 formularios de solicitud de información (acordado como lead de la campaña), el coste de la campaña sería de 48€.

Del mismo modo que se ha expuesto en el punto correspondiente al CPM, siempre es un dato relevante conocer el CPL, a pesar de que no haya sido la remuneración utilizada en la campaña. Conocer el número de contactos comerciales fruto de la inversión en publicidad es un dato fundamental para evaluar una campaña de marketing online en su
conjunto.

CPA: coste por adquisición o coste por venta (CPV). Se remunera al soporte solo por cada venta lograda con éxito. Es el modelo predominante en tiendas online. El usuario ha de hacer una compra en la web, lo que conlleva que primero ha de ver el anuncio, entrar y recorrer la página, rellenar un formulario con sus datos y efectuar el pago. Esta misma forma de remuneración expresada en porcentaje sobre la venta se conoce como Revenue Sharing, entendiéndose como compartir los beneficios con el soporte o afiliado.

En el ejemplo anterior, independientemente del número de impresiones, clics o leads conseguidos, el coste solamente respondería al número de ventas realizadas, si se hubiera pactado 16€ CPA y hubiera habido 3 ventas el soporte recibiría 48€.

Tiempo: como su propio nombre indica, es la contratación a un coste fijo de la aparición de anuncios durante un tiempo determinado, establecido por día, semana o mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*