¿Cuánto contenido debo publicar?

Aunque el contenido es el rey (por mucho que Google cambie su paradigma cada 6 meses), en nuestra social media strategy no debemos apostar por publicar en abundancia si realmente no publicamos nada con sentido.

contenido

Periodicidad del contenido

Si tienes una empresa o marca con presencia online, probablemente tienes una página en Facebook, un perfil en Twitter y quizás te has animado con un Pinterest , Instagram o Google+. Por supuesto, no dudamos que tienes un blog.
Bien, en las reuniones de equipo para definir la social media strategy, habréis dado prioridad al contenido, marcando un calendario de publicación y unos temas establecidos sobre los que hablar. En las redes sociales habréis pensado en la periodicidad de publicación: 4 tweets diarios entre semana y 2 durante el fin de semana, de los primeros 4, 1 será un retweet y los otros 3 de cosecha propia con enlaces a vuestra web o a otras. En el blog publicaréis 3 veces semanales con unos posts de entre 500 y 1.000 palabras.
Todo esto, en cuanto a organización, es correcto. Pero no tiene porqué ser útil para dar una mejor imagen a la marca. Si nos marcamos objetivos inaccesibles, al final lo que tendremos es una web con contenido copiado, sin sentido o poco atractivo, un perfil en Twitter con 2.000 tweets pero que no dicen nada nuevo y podemos encontrar otros 300 perfiles más que tweetean sobre lo mismo.
Aquí viene la reflexión que ya hemos hecho en alguna ocasión en este blog: un community manager o gestionar las redes sociales, no sale gratis. Es necesario un equipo y mucho tiempo para lograr contenido de calidad, y a poder ser propio. Por ello, si el equipo es pequeño, recomendamos una o dos publicaciones semanales (que quizás han llevado toda la semana al redactor hacerlas), y en cuanto a tweets, publicar los que creamos interesantes, un día pueden ser 2 y otro igual son 5, depende mucho del trabajo que tenga el responsable.
El caso ideal es tener a alguien que sólo lleve las redes sociales, otro que sólo lleve el blog, etc, pero entendemos que no todas las empresas pueden mantenerlo. Por eso en Beople recomendamos menos contenido pero de mucha calidad, eso es lo que marca la diferencia y lo que hará que tu marca sobresalga de las demás, porque le da a la audiencia algo que no puede encontrar en otros sitios. A veces es mejor invertir el tiempo y el dinero en algo a largo plazo (webserie, concurso, acto especial, oferta) y despuntar. Si simplemente actualizamos la web por actualizar y con nuestros perfiles en redes sociales hacemos lo mismo, seremos uno más, podemos conseguir clientes pero el comercial lo tendrá más difícil. Hagamos que la audiencia o los potenciales clientes vengan a nosotros con un contenido rompedor, que incluso atraiga a la competencia y nos intenten imitar.

Ya sabéis la cita de Oscar Wilde que nos gusta repetir: “Hay solamente una cosa peor en el mundo que hablen de ti, y es que no hablen de ti”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*