La caída en picado de Vero, la red social de moda

En apenas una semana Vero se convirtió en la nueva red social que dejaría en un segundo plano a Facebook e Instagram. Sin embargo su éxito duró poco. Los usuarios criticaron que los tiempos de carga eran muy lentos, la poca intuitiva interfaz y las políticas de privacidad.

Aunque se creó en 2015, una potente campaña de publicidad bajo el eslogan “True social” (“verdaderamente social”) consiguió que triunfara pasando de 150.000 descargas en dos años a 3 millones en una semana, colocándose así en los primeros puestos de las listas de plataformas de aplicaciones.

Fuente: Código Espagueti

Tras sus días de gloria, la red social que fusionaba todas las características favoritas delos usuarios en una sola interfaz, ha caído hasta el número 83 de las aplicaciones más descargadas de Google Play y ha desaparecido de los primeros 100 puestos en App Store.

Principalmente fue acogida porque se podía hacer zoom en sus fotografías de una manera sencilla; permitía compartir fotos, enlaces, ubicaciones o recomendar películas, libros o música; se podía seguir a otros usuarios y filtrarlos por categorías; y, además, incluía funciones de chat y comentarios.

Fuente: El Periódico

Pero Vero no era tan “especial”. Sus largos tiempos a la hora de cargar la aplicación, el hecho de introducir un email y un número de teléfono móvil para poder acceder y la dificultad para darse de baja, entre otros problemas, decepcionaron a muchos usuarios.

En cuanto a la rentabilidad de Vero, la compañía afirmó que empezarían a cobrar una tarifa tras el primer millón de personas registradas, una decisión que se ha pospuesto “hasta nuevo aviso”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*