¿Sabes qué es exactamente tu comunidad en las redes sociales?

comunidadredsocial

¿Qué es la comunidad en una red social? Entendemos por comunidad: “Un grupo de individuos que interactúan y se comunican entre sí (de forma activa o pasiva) unidos por un objetivo o características comunes”.

Teniendo en cuenta esta definición, podemos apreciar que las comunidades no necesariamente son solo las comunidades online. El club de lectura de nuestro barrio o la peña deportiva reunida en torno a determinado equipo de fútbol son también comunidades, que utilizan un espacio físico para compartir lo que les une.

¿Qué elementos componen una comunidad?

En las comunidades podemos diferenciar dos tipos de objetivos:

1. Objetivo común: Aquel que une a la comunidad.

2. Objetivo personal: Cada integrante de la comunidad tiene un objetivo específico para formar parte de ella (conocer gente, entretenerse, obtener conocimientos…) y no necesariamente coincide con el común.

El objetivo común de una comunidad suele ser evidente a primera vista, pero es muy difícil llegar a vislumbrar los objetivos personales de los miembros. Es muy importante que a la hora de acercarnos a los integrantes más influyentes de una comunidad, nos hagamos una idea de cuáles son sus objetivos personales para poder conectar con ellos, mediante unas recompensas apropiadas, alinear sus objetivos con nuestra estrategia.

El lugar donde interactúan los integrantes de la comunidad. Puede ser un medio físico (sala de reuniones) o virtual (foro, red social, lista de correo…).

La identidad es el “pegamento” de la comunidad, lo que la hace única: los miembros tienen la sensación de ser “especiales” por pertenecer a esta comunidad y no a otra. Los líderes y creadores de la comunidad dan unas características especiales al grupo y los miembros se sienten identificados con ellas. Estas características componen la identidad de la comunidad. Cuando la identificación con la marca falla, se da una alta rotación de usuarios o una baja tasa de participación.

Las jerarquías suelen ser una característica inherente a toda organización exitosa. Pueden ser formales (jerarquía vertical en la que es muy difícil cambiar de estatus) o informales (jerarquías horizontales, menos rígidas, propias de las comunidades online) En el caso de las comunidades, es una forma de motivar y reconocer el esfuerzo de los usuarios.

Todo grupo social bien cohesionado necesita unas normas para poder subsistir. Generalmente las comunidades cuentan con normas de entrada y otras de permanencia. Incumplir las normas de permanencia supondrá la expulsión de la comunidad. Generalmente, a normas de entrada más duras, normas de permanencia más duras, por lo que es muy fácil ser expulsado de la comunidad.

Un líder es la figura clave en los comienzos de toda comunidad. Se trata de una persona comprometida con el proyecto, que posee una buena capacidad para aglutinar voluntades (Objetivos en común y objetivos personales) hacia una misma dirección y con la habilidad de definir normas que mantengan el buen funcionamiento de la comunidad sin someterla a demasiada presión. Como líderes también podemos entender a los “influencers”, que sin dirigir a la comunidad, son miembros muy respetados y cuya opinión siempre se tiene en cuenta.

Según el estatus que ocupe cada miembro en la comunidad, el grado de compromiso será mayor o menor. Se calcula que generalmente un 1% de los miembros llevan a cabo la mayoría de las tareas para mantener viva la comunidad, un 9% lleva a cabo tareas de apoyo y el 90% restante se limita a observar. Mantener un grado de participación alto del mayor porcentaje de usuarios posible es uno los objetivos de un Community Manager.

Por Beople

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*