Ser positivo o no ser

Tanto si hablamos de branding personal, branding empresarial, marketing, comunicación… tenemos que tener un elemento presente: ser positivo. Para difundir cualquier noticia, hecho, acontecimiento o un blog, debes ser positivo.

plus-minus-balance 3d

Positivo: el poder del sí

Como en la vida misma, una persona o marca que es negativa o, en su defecto, neutral, aporta poco a la vida de los demás. Si queremos que nos escuchen y que nos sigan debemos ir siempre con la cabeza alta aportando datos o comunicando de una forma positiva y sin complicaciones.

Nadie quiere leer que para participar en un concurso es necesario leer un libro de 500 páginas, realizar un examen y una entrevista personal. Los concursos que más triunfan en Facebook, por ejemplo, son en los que debes hacer Like y responder un cuestionario de máximo 3 preguntas. Es es el nuevo positivismo de las redes sociales: la sencillez.

Nunca publicaremos un tweet en el que aparezca el nombre de nuestra marca relacionado con palabras como No, Nunca, Pero, Malo, Mal… y sí debemos relacionarla con: Bueno, Bien, Agradable, Seguido, Calidad, Sí… Y ha llegado un punto que ya no es ser meramente positivo, si no que se debe ser original. En un momento en el actual en el que los usuarios reciben tanta información, la marca o el branding debe ir más allá de comunicar un mensaje y conseguir la plena atención del usuario.

¿Qué mensajes positivos escribís vosotros en perfiles personales o profesionales para crear un branding positivo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*