Lovemarks, cuando una marca gana fidelidad

El amor y el odio van más allá de las relaciones sentimentales. Por ejemplo, para la publicidad de las marcas también sirven. Los compradores están cada vez más necesitados de las subjetividades de las empresas, de las emociones y la Seguir leyendo