¿Tienes a un buen curador de contenidos?

Si apostamos por la curación de contenidos en nuestra estrategia de Medios Sociales, debemos evitar que el curador de contenidos haga alguno de los errores que el especialista en nuevos medios Robin Good definió como los típicos errores que definen a “los malos curadores”.

content-curator-trabajo

Identificar un mal curador

Un mal curador de contenidos se identifica por:

– No hay Valor Adicional: Republica noticias/contenido sin contribuir valor extra o material relacionado.

– No hay Edición: Republica contenido sin editar, contextualizar o redirigir a un público en particular.

– No hay Selección: Republica contenido simplemente porque incluye palabras claves que son “del tema”. Usualmente se lleva a cabo por software. Le da más peso a las palabras claves que al significado.

– No hay Filtros: Republica cualquier contenido independientemente del valor intrínseco o de la relevancia de un tema específico.

– La Cantidad Gana: Para un mal curador de contenido la cantidad de contenido publicado prima sobre la calidad. La oportunidad y precisión de las publicaciones son dejadas de lado.

– Se deja llevar por el Ahorro de Tiempo: Los beneficios del ahorro de tiempo, la facilidad para publicar y la rapidez son lo que más le atrae. En sí, esto no es un problema, pero sin duda va en contra de los objetivos de la curación.

Enfoque amplio: No tiene un enfoque temático fuerte y específico. Trata de abarcar un público lo más amplio posible y trata su contenido como una transmisión de medio masivo.

– No tiene una “Tribu”: Como consecuencia del enfoque amplio, no hay una sensibilidad ni afinidad con la “tribu” con la cual se está comunicando.

– No tiene voz: Carece de una “voz” personal.

– No tiene Punto de Vista: Carece de opinión, punto de vista. No toma una posición ni riesgos. No comenta.

– No sintetiza: No muestra la habilidad de sintetizar las partes claves del contenido curado. No se esfuerza en sacar a la luz las ideas centrales, conceptos o hechos del contenido.

– No hay lenguaje: Carece de un lenguaje constante, coherente y que unifique. Usualmente toma prestado el lenguaje usado en el contenido.

Todos estos errores deberán ser evitados a la hora de llevar a cabo una curación de contenido que nos permita aportar valor a nuestra comunidad, y por lo tanto, crear nuevos vínculos o reforzar los ya existentes.

Herramientas para un content curator

Para incluir la curación de contenidos en nuestra estrategia de marketing en Medios Sociales, podemos crear una herramienta propia o utilizar las disponibles en el mercado, podrían ser consideradas como tal una plataforma de curación de contenido, esta tiene que tener una serie de características imprescindibles que la diferencien de otro tipo de plataformas:

1. La plataforma no permite crear contenido al usuario: no existen funcionalidades para ello. El contenido con el que se trabaja siempre procede de la web.

2. La plataforma permite extraer el contenido de la web y alojarlo en el archivo de la cuenta del usuario gracias a funcionalidades propias (En la misma plataforma, copiando y pegando el enlace del contenido, o con extensiones para el navegador web como los botones).

3. El contenido puede ser organizado y clasificado por el usuario según criterios conceptuales gracias a las funcionalidades de la herramienta.

A partir de estas premisas básicas, las herramientas pueden incluir funcionalidades más o menos “novedosas” que marquen la diferencia de la plataforma, pero si no cuentan con estas tres características, nos encontraremos ante otro tipo de plataforma y no ante una de curación de contenido.

Por Beople

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*